Pagina principal del Centro de Investigaciones sobre los Republicanos Españoles en los Campos Nazis

Ir a la página principal

Carta abierta a los Socios de la Amical de Mauthausen de España

Estimados todos,

Mi padre tuvo cuatro hijos: dos chicos, una chica y la Amical. Los chicos y la chica, todos bien, gracias.

Lo de la Amical fue un poco más complicado. Se trató de un parto gemelar, en lugares y fechas distintos, y con un montón de padres. El primer parto fue en Paris, sin mayor problemas que los que se encuentran normalmente en la creación de una Asociación hecha para que todos se encuentren a gusto y representados. El segundo fue en Barcelona. Nació la Amical de Barcelona en la clandestinidad, saliendo a la luz en aquellos maravillosos años en los que volvió la Democracia en España. Su presidente, Joan Pagès, supo encontrar en timón tan grande que todos tenían acceso a él. Fueron tiempos ciertamente duros pero muy buenos.

Un día de Navidad, murió Joan Pagès. Yo era la hijita, creo que no me pareció muy justo que mi padre nos dejará para irse con su otra familia.

La Amical siguió.

El 16 de Noviembre de 1989, murió mi padre. Creo que si demasiado joven, por lo menos con la satisfacción y la tranquilidad de que sus cuatro hijos iban por la buena senda.

El 2 de Mayo de 2005, se supo que el presidente de la Amical de Mauthausen, era un embaucador.

¿Dónde iba a parar la herencia de mi padre?

El domingo 5 de Junio de 2005, fui por primera vez a una asamblea de la Amical de Mauthausen de España, en representación de mi madre. Lo primero que me sorprendió fue el ambiente. Si era posible, la gente ni se saludaba. Pero sólo era un anticipo de lo que estaba por venir. No recuerdo haber pasado en la vida tal vergüenza ajena: tensión, odio, gritos, desde los que no aceptaban que se hablará castellano, cuando la Amical es la de España y no la de Cataluña (yo, que soy una fervorosa defensora de mi idioma, me sonrojé hasta las orejas), los que salían dando portazos cuando no tenían nada demostrado en la vida, algún intento de agresión física, ataques descarados a personas que no se podrían defender porque no estaban (algunas han fallecido…). Alucinante, penoso. ¿Dónde el espiritu de lucha en común de que hablaba mi padre? ¿El que permitió ver ondear la famosa pancarta cuanto los americanos llegaron al campo? (Los españoles antifascistas saludan a las fuerzas liberadoras). ¿El que permitió organizar la resistencia dentro del campo? ¿El que salvo tantas vidas? En resumen, ¿Dónde está la Amical de Mauthausen?

A mí, la Junta me negó la palabra. ¿Por qué? ¿Por qué habían decidido que por cuestiones de tiempo el turno de palabra había terminado? ¿Y que culpa tengo yo de que el registro de entrada haya sido tan poco eficiente que la asamblea empezó con 45 minutos de retraso? Está bastante claro que, si bien la Junta tiene un fuerte respaldo (¡a gritos!), le falta el concepto básico de democracia y participación. La "oposición" propuso una gestora de seis meses para aclarar la situación y dejar que baje la marea después de los recientes acontecimientos. Me pareció una buena idea. La Junta se opuso. ¿Qué temen? Si a todos nos interesa que se tranquilicen los ánimos y se vuelva a renacer con unas bases límpidas.

La elección de la nueva junta, única candidatura, propuesta por la Junta saliente fue la guinda final: se podía votar a favor o abstenerse.. Alguna voz (la mía), se elevó y nos dieron la oportunidad de votar en contra. Por supuesto, nada de voto secreto. Después de votar, me fui (huí es la palabra exacta), no se que más pasó.

Un consejo a esta nueva junta: procurad que entren los hijos de los deportados que han convivido con este drama con sus padres a diario. Los antiguos deportados van a ser cada día menos, sus viudas también (siento la crueldad pero es ley de vida), pero queda un colectivo con un testimonio directo, sus hijos.

Yo adoraba a mi padre, nadie me puede discutir esto. Ayer, agradecí que ya no estuviera con nosotros.

Nathalie Serra Miralles - que no es nadie
Hija de Miquel Serra Grabulosa - una persona importante en este mundo


Ir a la página principal